Heritage Cruises: un sueño de infancia

La pequeña historia de un gran vietnamita


En su adolescencia, Pham Ha, el cofundador de Heritage Cruises, viajó desde la ciudad de Haiphong a la ciudad de Ho Chi Minh solo unos años después de la unificación de Vietnam del Sur y del Norte persiguiendo un sueño de infancia. Subyugado por la belleza del  mar y las costas vietnamitas, soñaba y  tenía planes para construir sus propios cruceros, tener su propia flota, para poder compartir con sus compatriotas y visitantes extranjeros su pasión marítima por su país. Fue un sueño recurrente que nunca le abandonó hasta que lo convirtió en realidad emulando, sin saberlo, el pensamiento de Paulo Coelho: “El mundo está lleno de aquellos que tienen el coraje de soñar y el riesgo de vivir sus sueños”

Pham Ha se enamoró a primera vista de la bahía de Ha Long en 1995 y conoció cada una de las islas. A veces pasó semanas acampando en playas aisladas y explorando islas remotas en kayak. En ellas hay cientos de hogares que viven en aldeas flotantes lo que le permitió descubrir y convivir la intrigante vida de estos pueblos. En 1997, llevó a un equipo de filmación allí durante 2 meses para realizar el ‘Rayo vertical del sol’, una película del famoso director, Tran Anh Hung, que se filmó en Cua Van Floating Village, cerca de la frontera, entre la bahía de Ha Long y el archipiélago de Cat Ba. Su objetivo personal era compartir con los demás la felicidad de gozar  la hermosura de  su mar, sus bahías y todo su bucólico entorno. Para Pham Ha, la felicidad no consistía en ser millonario o ministro, sino en ver felices a los demás. Este vietnamita era un fiel reflejo de  la máxima que asegura “Es bueno ser importante, pero es más importante ser bueno”

Apasionado por los cruceros, el patrimonio natural de Vietnam, su arte, su cultura y su historia, Pham Ha fue reconocido internacionalmente en el mundo del turismo y buen conocedor del mercado. Como resultado de todo ello, inicialmente construyó una flota de cruceros de  calidad en las bahías de Nha Trang y en la de Bai Tu Long. La construcción de una nueva flota en el archipiélago de Cat Ba, el río Rojo y en el futuro otra para viajes más largos de norte a sur de Vietnam fue una continuación de su sueño de la infancia: Heritage Cruises refleja el concepto de boutique de los barcos patrimoniales del creativo empresario patriótico Bach Thai Buoi, que transformó el transporte en los canales de Tonkin en Vietnam del Norte a principios del siglo XX.

“La simplicidad es lo último en sofisticación”

Casi un siglo después, sus clientes pueden emprender un viaje en el tiempo en un barco de Heritage Cruises, inspirado en diseños de patrimonio y con un servicio impecable para la burguesía de la década de 1930. “La simplicidad es lo último en sofisticación”. La cita de Leonardo da Vinci capta la visión y la filosofía de esta compañía a la perfección: el principio clave detrás de cada proyecto es la dedicación a la simplicidad, el patrimonio, la boutique y la autenticidad del producto.  La compañía es pura, ingeniosa y elegante al ofrecer perspectivas especiales sobre el Río Rojo y el Golfo de Tonkin. La bienvenida a la misma es personal, el alojamiento suntuoso, y las vistas simplemente magníficas. Y, sin embargo, es la experiencia total, la impresión única derivada de la combinación de calidad, quintaesencia y ambiente del crucero en un lugar espectacular, lo que hace que la experiencia de crucero en un Heritage Cruises sea inolvidable. Y todo por el sueño de la infancia de Pham Ha. Resulta difícil combinar la elegancia clásica con el confort (piscina & spa), la historia, el arte, la biblioteca, juegos de mesa,  la cocina y la cultura del país en el interior de un barco. Pero así es: una experiencia que permanece en la memoria del viajero para siempre. Porque, sabido es, que “la memoria es el único paraíso del que no podemos ser expulsados”.

www.heritagecruises.com
www.franciscogavilan.net