Ruta Mariana: otra forma de hacer Turismo

Desde hace siglos, millones de personas peregrinan a los santuarios para venerar y dar gracias a la Virgen María, demostrando así su fe y amor.


Muchos peregrinos que se dirigían a Lourdes, paraban en Zaragoza para visitar el Santuario del Pilar e, igualmente ,  antes de cruzar a Francia, hacían lo propio con Torreciudad (Huesca) y, por esa razón, aprovechando la coincidencia de la Exposición Internacional de Zaragoza del 2008, se creó  “La Ruta Mariana”, un itinerario de interés cultural y religioso que une el SANTUARIO DEL PILAR, (primer santuario mariano del mundo), el de TORRECIUDAD, (conocido como el santuario de las familias), MONTSERRAT, MERITXELL Y LOURDES. Cinco santuarios hermanados, cinco  5 formas diferentes de acercarse a la Virgen María.

Los Santuarios trabajan conjuntamente para hacer más atractivas la propuestas, adaptándose tanto a quienes buscan ese significado espiritual, como a los que se ven atraídos por el patrimonio cultural y artístico que poseen. Más de 12 millones anuales de peregrinos reflejan el gran atractivo e importancia que posee este sector turístico.

El monasterio de Meritxell está situado en la localidad del mismo nombre dentro de la parroquia andorrana de Canillo, una de las siete que en las que se divide Andorra, ese pequeño país al norte de España que, que con su superficie de 468km, es el mayor de los microestados de Europa.

Meritxell

El 6 de enero, festividad de los Reyes Magos, un pastor de canillo que se dirigía a la aldea de Meritxell para asistir a misa, al pasar donde hoy se ubica el santuario, vio un rosal en flor, algo extraño porque era invierno.  Al acercarse, encontró una bella imagen de Ntra. Señora y corrió a informar al párroco de canillo, quien la deposito en el altar de su iglesia. Pero al día siguiente la talla había desaparecido y, cuando la encontraron de nuevo a los pies del rosal, entendieron que la virgen deseaba estar en la población de “Encamp”,  colocándola en su iglesia. La Virgen volvió a desaparecer y la encontraron, una vez más en el rosal, la virgen quería  ser venerada allí por los peregrinos.

El Santuario de Meritxell está formado por el viejo santuario de la antigua iglesia y el nuevo santuario. La antigua capilla, originariamente románica, sufrió en 1972 un incendio en el que desapareció la talla original de Ntra. Señora. En 1994 el pequeño santuario fue rehabilitado y en la actualidad acoge la exposición permanente de “Meritxell memoria” donde, con una preciosa presentación de lo que fue la antigua iglesia con fotografías de  las ceremonias que se celebraban, verbenas, romerías, objetos varios etc.

El nuevo santuario, reconocido con el título y la dignidad de “Basílica Menor” por el Papa Francisco,  es un templo contemporáneo, inaugurado  en 1976, ideado por Ricardo Bofill que quiso integrar la naturaleza que lo rodea, entrelazando religión y cultura.  De construcción ecléctica con formas vanguardistas, mezcla estilos diversos; arte islámico en la apertura de los espacios; renacimiento italiano por la disposición en cruz griega del edificio y, como no, formas tradicionales románicas recordando las del antiguo edificio destruido por el incendio. En el interior puede apreciarse la reproducción de la talla románica de la virgen que, en 1914 fue declarada por El Consell General “Patrona de Andorra” y coronada canónicamente en 1921. La talla tiene unos ojos vigilantes, exageradamente resaltados, que permiten que, aunque el visitante no la mire, ella sí que le vea y viste los típicos zuecos que usaban los campesinos de las montañas.

Tuvimos la oportunidad de asistir a una misa concelebrada entre los padres Don Francisco Puértolas, Don José María Estévez y Mosén Ramón Gallagher , toda una institución en Andorra, que fue un regalo para nuestras almas.

En el interior encontramos la exposición “Biblias del mundo” y una muestra de maquetas de las ermitas e iglesias románicas de Andorra.

Este santuario es el monumento más visitado de Andorra, levantado bajo los pilares de la fe, la identidad y ofrece al peregrino un rincón de paz y belleza física y espiritual.

Andorra

Cuenta a la leyenda que Carlomagno la fundó en el año 805, y en el Acta de Consagración de la Catedral de Santa Maria de Urgell, de mediados del siglo IX, por primera vez se menciona a  las parroquias como feudo de los condes de Urgell. Su sistema político es un legado de las dos sentencias arbitrales denominadas “Pariajes” (1278 y 1288),  que supusieron el  nacimiento de  la soberanía compartida mediante un  “sistema de coprincipado” en igualdad y a título personal, entre el Obispo de la Seu d´Urgell y el Presidente de la República Francesa. Este sistema fue recogido después por la constitución de  1993.  El poder ejecutivo recae en el gobierno y el legislativo en el Consell General, (de 1419, es el parlamento más antiguo de Europa). El principiado tiene un marcado carácter pacifista, pues nunca ha tenido un ejército  o ministerio de defensa y solo, en  ocasiones especiales, se convoca el “Sometent”,  milicia formada por los jefes de las casas andorranas de entre 21 y 60 años.

El país se divide en 7 «parroquias» gobernadas por los «comunes», institución de origen medieval. La lengua oficial es el catalán, aunque  también se habla el castellano, el francés y el portugués y solo el 8 por ciento esta urbanizado, el resto ha sido declarado por la UNESCO “Patrimonio de la humanidad” por sus excepcionales valores culturales y naturales. Su capital es Andorra la Vella.

El arte prerrománico de Andorra

Las iglesias románicas me embelesan porque, en su sencillez, lograban la instrucción en el conocimiento y las enseñanzas de la religión, en una época donde la mayoría de la gente no sabía leer ni escribir. Las iglesias prerrománicas andorranas se caracterizan porque son de pequeñas dimensiones y de ornamentación sobria, sin pretensiones, con campanarios de torre o de espadaña indistintamente.

En el “Centro de interpretación Andorra románica” ubicado en el pueblo de Pal se rinde homenaje al  mundo románico y es un buen punto de partida  para entender la sociedad andorrana del siglo XI y XII.

La IGLESIA DE SANT JOAN DE CASELLES (siglos XI y XII), de nave rectangular con cubierta de madera, con un ábside semicircular y un campanario  de estilo lombardo, conserva dos porches y, en su interior, vestigios de una majestad románica de estuco del siglo XII rodeada de una escena pictórica mural «la crucifixión con Longinos y Stephanon»  acompañados por el sol y la luna. Tras la reja del altar se conserva un retablo del año 1527, de gran calidad artística, donde aparecen  escenas de la vida y el martirio  de San Juan autor del Apocalipsis y patrón de la iglesia .

En SANT MARTÍ DE LA CORTINADA, (siglo XII, con ampliaciones del siglo XII y XVII),  podemos admirar las pinturas murales realizada por el Maestro de la Cortinada a finales del siglo XII. En la época barroca, la iglesia se amplió, cambiándose la orientación de la nave y el nuevo altar mayor se decoró con un retablo de madera policromada, (siglo XVII) dedicado al patrón de la iglesia.

Destacan tanto las rejas de hierro forjado, el mobiliario de madera del siglo XVII, el carrillón y  el confesionario.

El centro histórico de Andorra la Vella, conserva la estructura urbana antigua; calles estrechas, plazuelas y casa antiguas. Destacable en cuanto a la arquitectura civil de Andorra, la “Casa Museo D´Areny Plandolit”, una casa solariega del siglo XVII, que expone todos los objetos y recuerdos de una época de lujos y caprichos:

Comedores, salas nobles, sala de música, elementos de defensa, amplias bodegas, biblioteca o capilla reflejan las diferencias con el resto de la sociedad andorrana. La visita nos traslada a la Andorra de los siglos XIX y XX e incluye un paseo libre por los jardines del recinto que también alberga el auditorio nacional de Andorra.

El “Museo postal” nos ilustra sobre las particularidades únicas como territorio fronterizo que se han mantenido hasta la actualidad. En principio era un territorio gestionado por Correos españoles, como una provincia más de Lleida y, más tarde, comenzó a emitir sellos  propios elaborados por las fabricas nacionales de España y Francia para el franqueo en el exterior.

Centro de Interpretación del Hierro: Farga Rosell

Andorra ha sido siempre una zona de producción de hierro hasta el Siglo XIX y, la llamada “ruta del hierro”, te invita a conocer el proceso  de transformación del hierro y su comercialización a los mercados catalanes. El “Centro de interpretación de Farga Rosell” es uno de los testimonios mejor conservados y merece una visita.

La Casa de la Vall, antiguo parlamento de Andorra

En 1419 se ratificó una organización interparroquial, embrión del “Consell de la Terra”, posteriormente llamado “Consell General de les Valls Andorranes” . El Consell  adquirió LA CASA DE LA VALL en 1792 para establecer su sede.  Edificio emblemático, construido en 1580, según la fecha que figura en la piedra angular de la puerta de entrada, pertenecía a la familia Busquets. La inestabilidad social de finales del siglo XVI y los condicionamientos de distinción social, explican la existencia de los diferentes elementos de defensa del edificio: tronera, torre, y matacanes. En la fachada principal sobre la puerta de acceso al edificio sigue el escudo actual de Andorra colocado en 1763.

En su interior, decorado por grandes pinturas murales, se reunían los miembros del consell y se celebraban las audiencias del “Tribunal de corts”.

En la Sala del Consell se encentra el célebre Armari de les Set Claus (Armario de las siete llaves), que podía abrirse únicamente con la presencia de los representantes de las siete parroquias, cada uno con su llave y de manera simultánea. Al lado de la casa se erige la nueva sede del Consell General.

Andorra cuenta, dentro de su patrimonio artístico, con numerosas esculturas contemporáneas situadas en diversos lugares de la parroquia: en la plaza de la rotonda, “Le noblesse du temps” de Salvador Dalí  simboliza el paso del tiempo  con el reloj colocado encima de un tronco de un árbol rematado con una corona que, a su vez,  representa el dominio del tiempo  sobre la humanidad; el conjunto escultórico “Poetas” de Jaume Plensa, metáfora de las 7 parroquias andorranas;  El “Ball de Contrapás”  obra del escultor Sergi Mas, una pequeña fuente ubicada en el centro histórico de Andorra hecha de mezcla de cemento y mármol triturado, que representa el baile típico de la parroquia de Andorra la Vella, que solo se baila por la Fiesta Mayor.

Existe también una Andorra contemporánea, con edificios tan interesantes comoCaldea”, el centro termolúdico más grande del sur de Europa,  concebido por el arquitecto francés Jean-Michel Ruols especialista en arquitectura acuática,  que impresiona por su diseño vanguardista con su fachada de cristales y torres que finalizan en picos, siendo una de ellas, de 40 metros, el edificio más alto de Andorra. En la actualidad se ha ampliado con el nuevo centro INÚU donde se ofertan  tratamientos estéticos personalizados, servicios de nutrición, o nuevas experiencias sensoriales. Me pregunto el por qué el nombre de «Caldea» y, tal vez, tenga algo que ver el que la antigua región de Caldea, estaba situada en la parte meridional de la cuenca del Éufrates y el Tigris y, por tanto, tenía mucho que ver que el agua, protagonista indiscutible del centro.

En Ordino, en el paraje  denominado Punt Sublim, obra de Mauro Staaccioli una circunferencia, simboliza la perfección y  la eternidad, como una ventana al paisaje que la rodea que juega con la ley de la gravedad, pues parece  que va a iniciar el descenso del valle.

“Naturlandia”, es un espacio a 200 metros de altura  desde donde se puede observar el maravilloso paisaje del país y las especies más representativas del Pirineo. Contiene  el tobogán más grande del mundo con 5km de recorrido por el bosque de La Rabassa.

El pasaporte turístico “Pass Museo” permite descubrir la variada oferta museística de  Andorra, con una validez de un año y un coste de 2,3€, que te da derecho a una reducción del 5% en el precio de entrada de tres museos a escoger entre los 18 del país.

Gastronomia;

La gastronomía andorrana es la típica de una zona de montaña con influencias tanto de la cocina catalana como de la francesa. “Escudellas de San Antonio y de San Sebastian”sardinada” y la “butifarrada de carnaval”, “mondongo”, setas, trucha del rio, trinxat de montaña con patatas col verde tocino y ajo, la carne de caza, el alioli, embutidos y cocas . Como productos autóctonos el  “Nectum”, sirope rural natural, la “Trumfa” (patata) o algunas plantas aromáticas como el hisopo o el serpol, que comercializa “sabors i aromes dÁndorra” . El licor artesanal de La Ratassia está hecho  a base de hierbas medicinales y nueces cuya receta ha sido trasmitida de generación en generación por las mujeres de la familia. Y no podemos olvidarnos de las riquísimas  “ensaldad con diente de león”, la  carne cocinada a la brasa a o a “la llosa”, con indicación geográfica protegida, en sus “Bordas”, antiguas casas de montaña donde se solía guardar el grano y el ganado en invierno.

Andorra es mucho mas que maravillosas pistas de esquí y, La ruta Mariana, te ofrece conocerla desde un punto de vista diferente, es el binomio  religión y cultura tan demandado y valorado en la actualidad.

Mi agradecimiento a Pilar Pareja de «Turismo 2000″, a Joaquín Bellido de «La ruta Mariana» y a Andorra Turismo por darme esta oportunidad de conocer «otra forma» de Turismo tan interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.