VIAJE A URUEÑA, LA SANTA ESPINA, Y SAN CEBRIÁN DE MAZOTE

 222-extra-546_290x160

Victoriano Albillos Benito

Nos situamos al norte de la provincia de Valladolid y dentro de la zona denominada Montes Torozos. El territorio fue en la Edad Media centro de asentamiento de mozárabes que huían de la dominación árabe, y formó frontera entre los antiguos reinos de León y Castilla. Los tres lugares visitados están dentro de la misma zona y próximos a la A-6, por lo que es fácil prever con bastante exactitud el tiempo de duración del viaje. Todo lo visitado exhibe una gran limpieza y buen estado de conservación en sus calles, plazas y viviendas.

 Se denomina Montes Torozos a un páramo elevado, escasamente habitado por pequeños pueblos agrícolas, dedicados sobre todo al cultivo del cereal, a la vid y al ganado lanar. En la Edad Media tuvo importancia estratégico-militar por ser frontera y asentamiento de población. Su altitud está entre 800 y 850 metros. Los Torozos separan la cuenca de los ríos Pisuerga y Sequillo, y dentro de su territorio nacen los ríos Hornija y su afluente el Bajoz. Continuar leyendo

Compártelo: Compártelo en las redes sociales.
  • email
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Print
  • Twitter
teatro-plovdiv_400x353

EL TEATRO ROMANO DE PLOVDIV, SOFIA Y EL IMPRESIONANTE MONASTERIO DE R I LA

 


María Teresa Aguiló Sanmartín

El Teatro Romano de Plovdiv

El descubrimiento de este teatro fue debido a un corrimiento de tierras en el año 1972, data su construcción del tiempo del emperador Trajano, en el siglo II d C. y puede acoger hasta 7.000 espectadores.

Como PLovdiv está edificada sobre los restos de antiguos monumentos, romanos y bizantinos principalmente, a escasos metros de su nivel anterior, hay que descender de las calles actuales, (aunque desde algunos lugares pueden observarse sin bajar), para ver, de cerca, el magnífico resultado del trabajo de reconstrucción, al sacar a la luz los monumentos escavados. Las ruinas surgidas en las excavaciones son de tal importancia, cultural y espiritualmente hablando, que no producen en su resurgir sensación de desolación ni decadencia, muy al contrario, son una manifestación pujante de lo que representaron en su época, siendo el Teatro Romano una espléndida muestra de ello. Continuar leyendo

Compártelo: Compártelo en las redes sociales.
  • email
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Print
  • Twitter

tetro-plovdiv-1Luis Núñez Ladevéze, profesor emérito, escritor y periodista.

Pilar Canal Yubero, periodista turístico.

Encrucijada de los arrebatos agresivos procedentes del Oriente y de la resistencia europea para impedirlos, Bulgaria sufre, más aún que otros países de la zona, las consecuencias, políticas, económicas y culturales, de las invasiones que la amenazaron sobre todo desde la expansión del islamismo en el medievo. Este oleaje se repite ahora en Europa de una forma dolorosa y apresurada con la llegada de multitudes de refugiados que huyen de la guerra iraní. Paradójicamente, bordean actualmente con desinterés estas fronteras que arrancan del mar Negro, antaño tan maltratadas por la ocupación de pueblos invasores, hogaño aglomeraciones obsesionadas con franquear las lindes germánicas. La huella del Islam trata de disimularse, pero permanece, a poco que se pregunte, en los larvados recuerdos y en los comentarios renuentes de los búlgaros. La permanencia del cristianismo ortodoxo se renueva en torno a las renacidas iglesias urbanas y sobrevive en las que lentamente se recuperan para incorporarlas a su nutrido patrimonio cultural.

Los viajeros estuvimos por estos lares con ocasión de entregar La Pomme d’Or, o Golden Apple, que la Federación Internacional de Escritores y Periodistas de Turismo concede anualmente, desde hace setenta años, a una ciudad europea seleccionada por su trascendencia histórica, cultural y turística. En esta ocasión la selección reparó en Plovdiv, porque reemplaza en el rango de capital cultural europea a nuestra hispánica San Sebastián.  Plovdiv presume de ser la metrópoli más antigua de Europa, y posiblemente lo sea. Los vecinos de esta ciudad, la segunda en importancia búlgara después de Sofía, en este designación, un signo esperanzador para avanzar, tras el reconocimiento de su legado histórico, en la integración eficaz de su capitalidad europea. Continuar leyendo

Compártelo: Compártelo en las redes sociales.
  • email
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Print
  • Twitter
« Entradas anteriores